ESPECIAL: Día Internacional de las personas con discapacidad

El gran acto de amor de adoptar chicos con capacidades diferentes

Cuando Alejo tenía 4 meses y un quiste cerebral, Ariel y su esposa lo eligieron como hijo; hoy celebran su progreso

Michaela Urdinez/ La nación

“Lo que te separa de una persona con discapacidad no es un abismo, sino un pequeño pasito que hay que animarse a dar”, sostiene Ariel Danon, quien, junto con su esposa, aceptó el desafío de adoptar un hijo con discapacidad.

Cuando hoy se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad este tipo de historias demuestran que es posible romper con los prejuicios y avanzar en la integración de quienes necesitan una ayuda especial.

En la Argentina existen más de 2 millones de personas con diferentes discapacidades, muchas de las cuales tienen vulnerados sus derechos y otras tantas no consiguen integrarse socialmente.

Ariel y su esposa tuvieron dificultades para tener hijos. Luego de varios tratamientos malogrados, pensaron en adoptar. Cuando un juzgado les presentó el caso de Alejo, un bebe de cuatro meses que tenía un quiste cerebral, se animaron igual.

“Cuando se tiene un hijo con discapacidad se replantean la vida y la propia escala de valores. Frente a la tendencia a la estandarización que reina hoy, se afianza la idea de que no hay una sola manera de tener un cuerpo, un alma, de comunicarse o ser feliz”, afirma Ariel.

Alejo llegó a la casa de la que sería su familia como un regalo de fin de año, en 2005, a los pocos meses de haber nacido.

Luego de dos neurocirugías consiguieron drenarle el quiste, pero le quedó como secuela un retraso madurativo y un trastorno generalizado del desarrollo.

“Para nosotros lo fundamental es que Alejo es nuestro hijo, más allá de los problemas que tenga”, dice Ariel, mientras muestra con una sonrisa fotos que evidencian el crecimiento del niño, que hoy tiene 3 años y asiste a un jardín de infantes con el apoyo de una maestra integradora.

Cuando Ariel tomó la decisión de adoptar tenía 46 años y su mujer, 45. A la complicación de ser padres primerizos y tardíos le sumaron la incertidumbre de no saber qué pasaría con la salud de su hijo. “No quiero decir que todo es maravilloso o fácil, sino que es menos difícil de lo que parece”, afirma.

Para poder recorrer este camino, los padres necesitan dejar atrás los estereotipos y armar una nueva imagen familiar. En este sentido, Ariel cuenta que tuvo que atravesar un duelo por todo lo que no iba a poder hacer con su hijo.

“Todo padre se ve atajando penales con su hijo. Sé que eso no lo podré hacer, pero sí podré hacer muchas otras cosas. Los chicos te enseñan cosas que de otra manera no descubrís”, destaca.

Una de las dudas para un padre de un chico con discapacidad es saber cómo va a seguir su vida cuando él ya no esté. “Nosotros tratamos de concentrarnos en el hoy. Alejo ha hecho muchísimos progresos y con nosotros sigue construyendo un vínculo hermoso”, resume Ariel, quien, además, rescata que en este camino ha descubierto que no está solo y que está rodeado de gente sencilla dispuesta a ayudar.

“Situarse en el lugar de un chico que necesita una familia es ir más allá del deseo de ser padre”, sostiene Sandra Juárez, presidenta de Prohijar, organización que se ocupa de vincular a padres que están buscando adoptar con chicos que necesitan una familia.

Desde 1999, la entidad cuenta con el programa Familias Especiales. “Hay muchos chicos con discapacidad que están esperando una familia y, si no la encuentran, su pronóstico es la institucionalización de por vida, lo que significa el deterioro de la salud. Aun con la discapacidad más severa, la calidad de vida del chico mejora muchísimo si cuenta con una familia”, agrega Juárez.

“Quienes acceden a adoptar chicos con discapacidad son personas que han transitado por historias de vida muy difíciles, de las que han salido fortalecidas y eso las lleva a tener otra mirada del mundo”, dice Juárez.

Fuente: La Nación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s